¿A cuidarse tocan?

| | Comentarios (0)

Pues sí amigos, esa es la duda que me corroe ahora mismo. Teniendo en cuenta que hace poco he dejado a la parienta, y ella era la única con la que follaba en estado de sobriedad total (la mayoría de las veces, claro) ahora me pregunto si no llega el momento de beber un poco menos hasta que me eche otra novieta.

En realidad es una pregunta retórica, puesto que no voy a dejar de beber, obviamente, pero esto puede causar problemas; recuerdo muchas salidas con acojone, en especial hace poco vino a mi mente, no sé por qué, un día (que pudo ser mi último) que salí con un viejo amigo al que hacía tiempo que no veía y al que había ido a visitar a su ciudad. A media noche estábamos más ciegos que un piojo y poco rato después estábamos comiéndoles la boquita a dos niñas. Sabíamos que no era prudente, pero como todos queríamos lo mismo decidimos que ellas nos seguirían en su coche mientras nosotros las guiábamos desde el nuestro.

Mi amigo me dijo que condujera yo, a lo que me negué, aunque él hablaba a duras penas y no se tenía en pie. Era (y es) un tipo muy peculiar, y si no era una tía espectacular con la que tenía que cumplir, necesitaba tajarse, según él (evidentemente esto pasaba el 99% de las veces). El caso es que me ví en la autovía montado en su coche haciendo unas eses espectaculares, a 40 por hora aproximadamente, chillándole en el oído para que no se durmiera, mientras las chicas nos seguían a una distancia prudencial (casi ni se veían sus faros). Con deciros que llegamos a parar el coche en mitad de la autovía a las 5 de la mañana o así... yo rezaba porque la guardia civil de la localidad estuviera de celebración en un puti o algo similar.

En fin, al llegar a su casa suspiré de alivio. Él se quedó con su chica en la única habitación libre que había (compartía piso) y yo me tuve que ir con la otra a un descampado en el coche de mi amigo, momento en el que me dí cuenta de lo borracho que estaba. Casi se lo destrozo contra varias esquinas.

Ahora, cuando lo recordamos, ni siquiera nos reimos de la anécdota. El caso es que uno, que es débil, está expuesto a estas cosas cuando bebe, afrontemos la realidad. No me gustaría nada que se repitiera esto ni nada parecido, la verdad.

En fin, de momento toca ir tirando, y este finde saldré con Meón 1 a ver si nos reímos un rato... con alcohol, claro.

Categorías

Escribir un comentario

Sobre esta entrada

Esta página contiene una sola entrada realizada por Meonzete y publicada el 14 de Noviembre 2006 11:28 AM.

Meada de respuesta a "Follarse un melón" es la entrada anterior en este blog.

Santana Y Maná, Corazón Espinado es la entrada siguiente en este blog.

Encontrará los contenidos recientes en la página principal. Consulte los archivos para ver todos los contenidos.