Cenas de empresa

| | Comentarios (0)
Las cenas de empresa, sobre las que tanto se escribe y habla, no son más que caca. Siendo serios, sólo sirven para que los bobalicones que el resto del año viven para su casa y su curro hagan algo fuera de lo común.

El jueves pasado tuve la cena de mi curro. Por circunstancias sólo había un par de compañeros y del resto no conocía casi a nadie. El caso es que a media noche ya la gente iba con un ligero puntillo (a lo que luego llaman "gran borrachera" en las charlas posteriores). En esas circunstancias puede que pase algo, pero la gente se corta bastante por el qué dirán.

El caso es que yo acabé haciendo buenas migas con el que parece más golfo del grupo (parece que tengo un talento innato para eso) pero no me pudo echar una mano porque había una ex suya entre los comensales (o algo así recuerdo), total, que me dispuse a pasar la noche como buenamente pudiera... hasta que fui al servicio y me encuentro en la cola del baño de mujeres con que dos puretas (superados ampliamente los 40) me están hablando. Yo me acerco, empiezo a mentir descaradamente sobre un cd de música que quiero escuchar pero no tengo dónde, y una me dice que por qué no le pregunto si ella tiene aparato en su casa... bueno, en este punto entro a mear, y a la salida me pongo a hablar con ella. Me la llevo a la otra punta del bar donde no pueden verme mis compañeros (espero) y me lio con ella. Mientras rozo sus fláccidos pechos me cuenta cosas sobre su hija de 22 años y demás información sobrante, y como mis compañeros parecen aburrirse (fase previa a "cambiemos de bar") me despido, le doy el msn (no mi teléfono, menos mal que anduve rápido de reflejos) y me despido cortesmente.

En fin, penoso, ni siquiera tengo ganas de quedar con ella otro día porque soy consciente que hice lo que hice por aburrimiento. Además, ya he tenido experiencias similares y a día de hoy no me apetece follarme a una pureta (veremos dentro de un mes cómo ando...)

Y con esto y un bizcocho, espero escaquearme la próxima cena de navidad...

PD: curiosamente mi viejo amigo Latrell, en otra ciudad, tuvo la cena de su empresa el jueves también, y tuvo una experiencia calcada a la mía.

PD2: barajo la idea de quedar con la señora y que se lleve a una amiga, que sé que a mi amigo Meón 1 le agradaría la idea, pues frecuenta a una señora de edad parecida.

Categorías

Escribir un comentario

Sobre esta entrada

Esta página contiene una sola entrada realizada por Meonzete y publicada el 18 de Diciembre 2006 11:21 AM.

Alaska Y Dinarama, A Quién Le Importa es la entrada anterior en este blog.

Thalía, A Quién Le Importa es la entrada siguiente en este blog.

Encontrará los contenidos recientes en la página principal. Consulte los archivos para ver todos los contenidos.