En el local con Meón 1

| | Comentarios (0)
Después de unos minutos de guardar cola (no recuerdo cuántos, puesto que iba un poco mamado, aunque mucho menos que Meón 1) entramos al local antes de que la noche se torciera aún más. Me tomé un par de cervezas y me dí una vuelta a inspeccionar el entorno mientras mi amigo terminaba su agonía en un rincón...

Al poco rato parecía ya entonado, cogió carrerilla y se lanzó sobre una rubita espectacular. No me enteré de nada, pero a la chica le costó deshacerse de él. Pocos minutos más tarde estaba comiéndole la boca a otra tipa que andaba por allí. La verdad es que me sorprendió su velocidad de actuación, ya que yo también iba borracho y rara vez me he quedado rezagado en estas lides.

A los pocos minutos (no sé si todo pasó a la velocidad del rayo o me lo parece a mí) yo estaba charlando con su amiga, y 2 segundos más tarde (según mi percepción) mi colega me dijo que se iban a follar, con lo cual me lancé automáticamente a la boca de su amiga. Ésta me dijo que eran compañeras de piso, que estaban aquí estudiando, y otros temas estándar de conversación. Yo seguí un poco el tema para dar algo de tiempo de ventaja a Meón 1 y la otra chica, aunque luego me arrepentí de no haber intentado una mini-orgía.

No recuerdo muy bien cuándo me dijo que estaba con el tomate, sólo recuerdo que en aquel momento no me acordé de lo aprensivo que soy con estas situaciones. Viniendo de mí no es muy normal, pero no puedo hacerlo en "esos dias", no me gusta nada. A pesar de ello, acompañé a la chica a su casa.

Creo recordar que el piso estaba bellamente decorado, pero no estoy seguro. El caso es que, tras los típicos juegos sin penetración (los tremendos melones de la chica ayudaron a que me pusiera cachondo a pesar del alcohol y de ver rastros de sangre en el servicio), a la chica le entró una obsesión tremenda con el hecho de que yo me había liado con ella sólo porque su amiga y mi amigo estaban juntos y se puso a llorar (!), mientras yo deseaba dormir un poco la mona. Total, que tras aborrecer mentalmente la naturaleza insegura, paranoica y obsesiva de muchas mujeres (no digo todas para que no me llameis machista) la consolé un rato, perdiendo preciosas horas de sueño.

Al poco rato oí a Meón 1 que se iba a su casa (caí en la cuenta de que andaba por allí). Pero yo necesitaba dormir. Unas horas después me fuí yo, lamentándome por no haberlo hecho antes, y lamentando también los pocos autobuses que circulan los domingos por esta ciudad.

Un saludo.

Categorías

Escribir un comentario

Sobre esta entrada

Esta página contiene una sola entrada realizada por Meonzete y publicada el 30 de Octubre 2006 6:50 AM.

Finde pasado por alcohol... es la entrada anterior en este blog.

Relato sexual a partir del local es la entrada siguiente en este blog.

Encontrará los contenidos recientes en la página principal. Consulte los archivos para ver todos los contenidos.