Pezones: volumen 1

| | Comentarios (0)
Os voy a contar una historia que ha pasado hace tiempo y antes de que se me olvide más la dejaré aquí escrita.

Quedé con unas amigas lesbianas y bueno, yo no sé qué es lo que pasa cuando quedas con gente que entiende que al final te acaban llevando a sitios de ambiente. El caso es que como hacía tiempo que no las veías, no puse ninguna objeción. Mi intención en cualquier caso era parar a todas las tías que pasaran por la calle con intención de meterles la picha y me daba igual que estuviera en un sitio de ambiente o no.

Fuimos un bar en la zona de ambiente y empezamos a beber. Yo intenté beber todo lo que pude en poco tiempo, pero se me apelmazó en la barriga y no me cogí el puntillo que me hubiera gustado. Después fuimos a una discoteca de ambiente para lesbianas.

En un ambiente auténticamente lésbico en el que no paras de ver machorras y tías gordas con cabezas rapadas o ultradelgadas llenas de tatuajes macarras… siempre te cabe la esperanza de encontrar alguna tía bisexual con apariencia hetero, pero es que ese rollo se lo tienen muy sabido y cuando les has preguntado lo mismo a varias tías y te dicen que no, que son lesbianas hasta la médula, se te acaban las ganas de seguir intentándolo. Además por lo general suelen ser bastante bordes respondiendo.

Cambiamos de sitio y estaba bastante desilusionado pensando que no iba a mojar o sacar algo de provecho de ahí, y, haciendo cola para entrar en otro bar, empecé a meter cuello a 2 tías que no tenían pinta de entender y que además estaban buenísimas… Una resultó ser lesbiana y la otra hetero con algún encuentro lésbico con su amiga. El caso es que después de llenarle la cabeza con tonterías empecé a comerle la boca a la tía que era hetero. A la tía había que sacarle los besos con cuchara y la verdad es que esa actitud me acaba jodiendo y cansando. Le digo que me gustaría irme a su casa, obviamente a follar. Ella decía que no, que bueno, que ya veríamos… Total, que estaba hasta el pene de la situación. Las tías se pusieron a bailar y nosotros también como si nos conociéramos de algo. Lamentable.

El caso es que mientras estaba en esa situación de mierda, estaba viendo a una tía que estaba tremenda, femenina y bailaba de una forma que me ponía cachondísimo. No podía dejar de mirar su baile sensual. Empezó a bailar con un par de tíos (gays) frotando todo su cuerpo, metiendo las piernas en plan lambada… Me estaba poniendo enfermo. Al parecer los tíos gays deberían de ser eran pareja y se piraron de allí mirando a la tía como diciendo “si fuéramos heteros, nos molaría follar contigo de lo lindo”. El caso es que la tía siguió bailando como una loca y al poco me mira a mí y me quedé un poco cortado (??? se nota que faltaba alcohol en mis venas), se me acerca y me dice que por qué no bailo y tal… en fin poco nos vamos a la barra, nos pedimos una copa y de entrada me dice… ¿por qué no me besas? Joder, cómo había cambiado la noche!, de estar jodido en un ambiente totalmente hostil, sufriendo para arañar unos muerdos a una tía y con ganas de querer pirarme ya de allí a estar comiéndole la boca a una tía que estaba buenísima que tenía roda la pinta de acabar follando y que me ponía muy cachondo.

No pasó mucho tiempo para que le propusiera ir a su casa y ella no se lo pensó. La tía era hetero que había venido con unos amigos gays, como yo; y los dos estábamos en un sitio que no era el nuestro y con ganas de follar, así que eso hicimos… nos fuimos a su casa que estaba a tomar por el puto culo (y no paraba de decirme que estaba ahí al lado)… ¡¿por qué las tías mienten siempre en eso?! No nos tenéis que engañar, si con decirnos que vamos a follar nos da igual.

En el próximo capítulo os contaré el final de la historia…

Categorías

Escribir un comentario

Sobre esta entrada

Esta página contiene una sola entrada realizada por Meonzete y publicada el 29 de Noviembre 2006 6:53 AM.

Luís Miguel, El Viajero es la entrada anterior en este blog.

Jarabe De Palo, Bonito es la entrada siguiente en este blog.

Encontrará los contenidos recientes en la página principal. Consulte los archivos para ver todos los contenidos.