Novedades en la categoría Joan Manuel Serrat

Como dice Serrat, aquellas pequeñas cosas, de las que nos acordamos siempre cuando estamos mal, sacamos de nuestro cajón, esos recuerdos pequeños para la inmensidad, pero grandes para nuestra vida. Esas pequeñas cosas hacen que Hoy puede ser un gran día..., y que alguien nominara a esta Memori@, para participar en su Concurso, como "mejor Blog de la Semana".. ¿el resultado? el 14 de febrero.

Si así lo decidís, votad (en el enlace de más arriba), y si no de todas las maneras, Tito lo siento "estas pequeñas cosas", hacen que Hoy puede ser un gran día...".

Siempre recordamos aunque no queramos, de pequeñas cosas, pequeños detalles que pasarían de ser vistos, si no llega a ser porque nos hacen replantearnos nuestra existencia.

Es una canción intimista, breve, como el refrán, "lo bueno, si breve, dos veces bueno"..



Uno se cree que las mató el tiempo y la ausencia, pero su tren vendió boletos de ida y vuelta. Son aquellas pequeñas cosas que nos dejo tiempo de rosas en un rincón, en un papel o en un cajón.

Como un ladrón, te acechan detrás de la puerta, te tienen tan a su merced como hojas muertas, que el viento arrastra allá o aquí... que te sonríen tristes y nos hacen que, lloremos cuando nadie nos ve.



¿Qué sería de nosotros sin aquellas pequeñas cosas?, ¿por qué nos negamos a llorar en público, y siempre lo hacemos cuando nadie nos ve?, quizás es que siempre andamos con el temor de ¿qué pensaran si ven que lloro, o me emociono?..

Llorar no es un acto de cobardía, llorar es muy sano, y dar a conocer nuestras emociones que son parte muy importante de nuestro carácter, no es malo, lo que es malo es pensar lo contrario..

Ojalá os guste.. :P

Quizás porque en esta Memori@, tiene que hacer de lo mismo, y agradecer a un simple maestro nacional, de un colegio público, allá por el año 1973/74, me diera clase de Francés y de Literatura.

La clase de Literatura, consistía, en ponernos los discos suyos de vinilo, de Serrat, Paco Ibáñez, Pí de la Serra, Labordeta.. para adentrarnos en lo prohibido en aquella época y más en un Colegio Público. En la clase de francés, siempre estaba presente Paco Ibáñez y su concierto en el Olimpia de París. Ese era mi profesor de Literatura y Francés.. peculiar, pero real.

Nos enseñó, y hablo por todos los que pasamos por sus manos, a reconocer a Manuel y Antonio Machado, a Míguel Hernández, a tantos y tantos otros poetas, prohibidos antes, pero que hoy en día no pierden su vigencia.

En este caso, recuerdo Para La Libertad, de Míguel Hernández, y con música del gran Serrat. La escribió Míguel Hernández, a principios del siglo pasado, pero que en el principio de este, no pierde ni su vigencia, ni su frescura, dura, pero es el presente, el pasado, y casi el futuro, de lo que hay que hacer para conseguir la libertad.



Era curioso que en una clase de cerca de 40 alumnos, no se oyera ni una mosca, cuando llegaba la clase de Literatura, ojalá todavía existan profesores, que su metodología de enseñanza, sea a través de la música...


Para la libertad, sangro, lucho, pervivo. Para la libertad, mis ojos y mis manos como un árbol carnal, generoso y cautivo, voy a los cirujanos.

Para la libertad siento más corazones que arenas en mi pecho: dan espumas mis venas, y entro en los hospitales, y entro en los algodones como en las azucenas.

Porque donde unas cuencas vacías amanezcan, ella pondrá dos piedras de futura mirada y hará que nuevos brazos y nuevas piernas crezcan en la carne talada.

Retoñarán aladas de savia sin otoño, reliquias de mi cuerpo que pierdo en cada herida. Porque soy como el árbol talado que retoño porque aún tengo la vida


Sobre este archivo

Esta página es un archivo de las entradas recientes en la categoría Joan Manuel Serrat.

Jennifer López es la categoría anterior.

José Carreras es la siguiente categoría.

Encontrará los contenidos recientes en la página principal. Consulte los archivos para ver todos los contenidos.

Categorías